¿POR QUÉ ES IMPORTANTE LEERLES CUENTOS A LOS NIÑOS?

¿Por qué los especialistas decimos que es tan importante leerles cuentos a los niños?

Pues no sólo porque les hace volar con la imaginación a un mundo nuevo, sino también porque se genera una oportunidad de vínculo entre padres-hijos, donde ellos ven que compartimos tiempo, amor y complicidad con ellos.

No tiene que ser una obligación ni sustituto de nada, sino que tiene que ser una actividad placentera, que el niño desee que llegue.

Y es algo que cada vez se hace menos. Cada vez les leemos menos cuentos antes de ir a dormir.  Sobretodo conforme van creciendo los niños, los cuentos pasan a un segundo plano, incluso el leer juntos en casa.

El compartir un tiempo juntos antes de ir a dormir, es más que una simple actividad. Ya que les beneficia a ellos pero también a nosotros. Pero primero les tenemos que escuchar para tener pistas sobre sus intereses, estando con ellos en el momento del cuento o lectura, que será variada, e incluso le podemos proponer libros que nos hayan gustado a nosotros. Además que le adaptaremos los cuentos a la edad y posibilidades, con libros con dibujos, comics, cuentos de hadas, personalizados,….

A la hora de irse a dormir, ¿cómo lo haremos?

  1. les leeremos en voz alta
  2. pondremos voces diferentes para los diferentes personajes.
  3. podemos actuar.
  4. no vigilaremos la hora, sólo estaremos atentos a la diversión de leer.

¿Qué beneficios tiene para los niños?

  1. el escuchar cuentos les hace más reflexivos, ya que siempre hay un mensaje detrás, y aprenden a diferenciar entre lo bueno y lo malo.
  2. les puede ayudar a luchar contra sus propios miedos. Se suelen identificar con algún personaje, con sus emociones,…., y puede que aprenda lo que le puede ocurrir, tener opciones diferentes de conducta para superar sus miedos,…. Les ayuda a reconocer emociones parecidas a las suyas, saber como se sienten y que pueden hacer,…
  3. es una de las bases para el desarrollo intelectual del niño. Mediante los cuentos es más fácil que entiendan las cosas más rápido.
  4. estimula la memoria y ganas de expresarse.
  5. desarrolla y amplia las capacidades de percepción y comprensión. Así como su sensibilidad.
  6. se sienten felices en esos momentos porque sus padres están con ellos, dedicándoles un tiempo a solas a ellos.
  7. fomenta la lectura y el amor por los libros.
  8. aprende más palabras y vocabulario. Además de ayudarle luego a leer mejor.
  9. saben escuchar y poner atención, algo muy importante para los aprendizajes.
  10. nos puede servir cuando les vemos nerviosos, ya que les puede tranquilizar.
  11. ayuda a conciliar el sueño.
  12.  es una manera de facilitar la relación entre padres-hijos, pudiendo ganarnos su confianza, que nos cuenten cosas que les pasa en el cole, con los amigos,…, y nos puede servir para orientarles y apoyarles.
  13. aprenden sobre la vida humana y animal, letras, colores, números, palabras,…, sin que estos aprendizajes se conviertan en aburridos.
  14. reconocen valores como la amistad, empatía o respeto.
  15. desarrolla la imaginación.

¿Y para los padres?

  1. el vínculo que se crea.
  2. pasamos tiempo con los niños, lo cual es una recompensa inmediata.
  3. les llenamos las mochilas de recuerdos y recursos.

¿Cómo elegir los cuentos?

  •  dos años y medio: podemos empezar, si no lo hemos hecho antes, con cuentos ilustrados.
  • 3 años: cuentos que cuenten historias sencillas y claras en cuanto a la idea y el lenguaje empleado. No debe ser demasiado larga, ya que la capacidad de atención no está desarrollada a esta edad.
  • 4 años: los cuentos ideales son los que cuentan con personajes fantásticos, objetos extraños que hablan y se mueven, países maravillosos o ciudades encantadas.
  • 5 años: cuentos con personajes y situaciones más reales. Les gustan los protagonistas que son niños como ellos con los que puede identificarse. Esta es una buena oportunidad para introducir valores morales en las narraciones, precisamente gracias a esta identificación.
  • 8 años en adelante: libros de aventuras y detectives incluidos les encantan. Éstos tipos de cuentos son muy útiles para trabajar ciertos valores ( empatía, solidaridad, amor, respeto, etc.).
  • desde los 12 años: libros de misterios. Es recomendable novelas realistas que traten temas como el primer amor, los conflictos personales; novelas que reflejan realidades de su entorno social y que pueden ser utilizadas para seguir trabajando y reforzando valores.

¿Cuáles son los 10 mejores cuentos infantiles para leerles?

Si pincháis en la imagen os llevará al enlace de Amazon donde los podéis conseguir.

  

Publicado en Sin categoría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *