Pautas para trabajar con TDAH

Buenos días extraños, después de 9 días de fiesta. Por aquí aún estamos arrastrando los excesos de estos días, y aunque ayer ya trabajamos, hoy no sabemos muy bien en que día estamos.

He estado haciendo un documento con pautas para una preofesora amgia, que tiene un alumno con déficit de atención, y vino a mi preguntando cómo actuar con él, ya que no tenía las pautas necesarias para ello.

Os dejo el documento aquí explicado, por si a algún papa/mama o profesor tiene el mismo problema y le puede servir.

Las pautas son muy sencillas:

Hablarle: cuando le hablemos nos tenemos que fijar en que nos esté mirando a los ojos, porque ahí ya hemos establecido contacto y sabe que queremos algo. Las oraciones deben ser simples y cortas y que luego ellos lo repita en voz alta lo que tiene que hacer, para saber que nos ha oído y entendido.

En clase por ejemplo podemos darle un golpecito en su mesa para captar la atención y así no le nombramos delante de toda la clase. En casa si está viendo la tele, ponernos delante de ella para que nos escuche o apagarla, porque si no, sólo oirá nuestra voz, pero no el mensaje.

– No darle varias órdenes a la vez: es muy difícil recordar varias indicaciones juntas o realizar grandes tareas. Por eso hay que darle las indicaciones de una en una, dividir las grandes tareas en pequeños pasos, ya que es preferible dividir la actividad que que no la hagan.

Por ejemplo en lugar de copiar un cuadro y hacer dos ejercicios, le podemos decirle que copie el cuadro y venga a enseñárnoslo, para ver también que lo ha hecho con buena letra y manteniendo los márgenes. También se puede marcar en la pizarra con un listado, para que cuando se pierda sepa mirar y él mismo autorregularse.

En casa, en lugar de decirle recoge y trae el pijama que vamos a bañarnos, es preferible decirle recoge y ven, prepara el pijama y ven, y vamos a bañarnos!

 – Asegurarnos que haya entendido las instrucciones: le podemos preguntar para que repita lo que haya entendido, para asegurarnos que ha entendido correctamente lo que tiene que hacer. Las instrucciones también deben ser simples y cortas.

Usar alarmas: si queremos que acabe en un tiempo determinado, tanto porque tarda mucho en la tarea como porque la acaba muy rápido. Se pueden poner dos alarmas, una con un tiempo moderado que le avise que ya puede acabar o levantarse y otra que le indique que ya se ha acabado el tiempo. Si acaba antes de que suene la alarma se debe dedicar a revisar los ejercicios o acabar tareas que no haya terminado.

– Usar un sistema de puntos: donde gane puntos cuando haga las conductas bien, pero también los pierda cuando no lo haga bien. Las conductas que se le van a premiar o castigar tienen que estar escritas y visibles, con los límites bien claros, siendo firmes.

Los premios en el colegio pueden ser desde borrar la pizarra, vaciar la papelera, salir el primero, ir a llevar algún mensaje,… y en casa, jugar con los papas y elegir el juego, elegir la cena, una película,…

Lo importante de los premios es que deben de canjearse a diario, sobre todo al principio de ponerlo en marcha.

Refuerzo positivo: felicitarle cuando acabe de hacer alguno bueno, además de acompañarlo o no con un punto, si estamos usando el sistema de puntos. Lo que normalmente les cuesta más y es importante reforzar es el “cómo me gusta tu tono de voz”, para cuando hablen sin gritar, “qué contenta estoy de lo bien que has esperado”,…

La condición positiva: para conseguir algo que le gusta es necesario  que haga algo que no le gusta. En clase por ejemplo tienen que acabar los deberes para ir al patio o almorzar antes de ir a jugar. En casa para ir al parque tienes que hacer los deberes, o recoger, …

Publicado en pautas educativas, TDAH y etiquetado , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *